Repetir las mismas situaciones

Hay situaciones que te molestan, que no te permiten “estar en paz”. Éstas se repiten cada cierto tiempo o, bien,  te acompañan permanentemente. Pero tratas de resolver los problemas “fuera” creyendo que es ahí donde se solucionan cuando la verdadera causa (origen) es tu mente, que no está sanada y proyecta según su percepción.  

 No trates de solucionar los EFECTOS, soluciona la causa, que eres TÚ.

¿Y quieres seguir viviendo así?

Lo único que haces cuando no te responsabilizas de cada cosa que se te sucede  es dar esquinazo al conflicto que se encuentra dentro de ti, pero el problema no esta solucionado, tan sólo espera una ocasión mejor para aparecer de nuevo.

Ante cada aparente “dificultad” se te está presentando una oportunidad de despejar los muchos obstáculos que has interpuesto al AMOR, ¿porqué las rechazas? Tú no sabes donde se encuentra tu felicidad, y mientras creas que está fuera de ti, seguirás alimentando el lema del EGO: “Busca pero no encuentres”.

Mientras sigas pensando que tu bienestar depende que tener esto o aquello, de llevarte bien o no con esa persona, o de ir allí o allá, continuarás con tu particular CARRERA de OBSTÁCULOS.

Share Button