EL CREDO DEL OPTIMISTA

Sabias palabras, de Christian D. Larson., que nos invitan a responsabilizarnos de nuestra vida, a través de una visión amable de la misma.
 
EL CREDO DEL OPTIMISTA
 
ME PROMETO A MI MISM@ ser tan fuerte que nada pueda perturbar mi paz mental.
 
ME PROMETO A MI MISM@ hablar salud, felicidad y prosperidad a cada persona que conozca.
 
ME PROMETO A MI MISM@ hacer sentir a todos mis amigos que hay algo valioso en ellos.
 
ME PROMETO A MI MISM@ ver el lado soleado de todo y hacer que mi optimismo sea una realidad.
 
ME PROMETO A MI MISM@ pensar solo lo mejor, trabajar solo por lo mejor y esperar solo lo mejor.
 
ME PROMETO A MI MISM@ ser tan entusiasta por el éxito de otros, como soy del mio propio.
 
ME PROMETO A MI MISM@ olvidar los errores del pasado y aferrarme a los grandes logros del futuro.
 
ME PROMETO A MI MISM@ llevar una expresión alegre todo el tiempo y dar una sonrisa a cada criatura viviente que conozca.
 
ME PROMETO A MI MISM@ darme tanto tiempo en mejorarme a mi mismo que no tenga tiempo de criticar a otros.
 
ME PROMETO A MI MISM@ ser demasiado amplio como para preocuparme, ser demasiado noble como para enojarme, ser demasiado fuerte para el miedo, y demasiado feliz como para permitir la presencia de problemas.
 
ME PROMETO A MI MISM@ pensar bien de mi mismo, y proclamar esta realidad al mundo, no en altas palabras, sino con grandes hechos.
 
ME PROMETO A MI MISM@ vivir en la FE de que el mundo entero esta de mi lado, siempre y cuando sea leal y verdadero a lo mejor que existe en mi.
 
Christian D. Larson
 
Share Button