CUENTO: “EL HALCON QUE NO VOLABA”

Érase una vez un rey muy respetado pero también un tanto exigente. Un día recibió un regalo por parte de la gente de su reino: 2 polluelos de halcón. Inmediatamente mandó a los polluelos a entrenar con los expertos para que aprendan a obedecer cuando sean adultos.

Pasado un tiempo, un entrenador muy angustiado visitó al Rey y le dijo: “algo le pasa a uno de sus halcones, mi rey” El rey pregunto: “¿Dime que le sucede a mi halcón?” y respondió el entrenador: “Uno de sus halcones no ha querido volar desde que llego al refugio, no ha querido separarse de la rama donde reposa”.

Entonces el Rey dijo a todo el pueblo : “Daré una generosa recompensa a quien haga volar a mi halcón”.

Unos días después todo el pueblo vio surcar los cielos al halcón del rey. El rey ,al verlo, mandó a llamar al responsable de tal milagro. Entonces un campesino entró y se acercó hasta el trono. El rey, muy asombrado, le preguntó: “Dime campesino, ¿como lograste que mi joven Halcón alzara el vuelo?” El campesino respondió: “Muy fácil mi rey, simplemente corte la rama de donde no quería soltarse y el mismo se dio cuenta que tenia alas para volar, y alzó el vuelo”.

 

Share Button